Un estilo de cocina personal

Un arroz… un recuerdo
diciembre 19, 2016
Ver todas

No os voy a hablar de nuevas técnicas de cocina, ni de innovación donde la química pueda superar a la cocina de nuestras abuelas. Os voy a contar en cada uno de mis menús lo que yo realmente siento. No busco forzar la inspiración, de hecho nunca me obligo a crear platos sino que dejo que cualquier pequeño detalle de mi vida cotidiana me inspire.
Viajo siempre con una libreta donde apunto cada idea que se me ocurre y cada pensamiento o sensación que experimento para poder llegar a mi cocina y dejarme llevar por lo que considero que es correcto. No busco etiquetas, ni palabras que me describan, sólo busco hacer de mi caos mental, de ideas y sentimientos, un mundo donde sintetizarlo todo en un plato que puedas degustar y sacar tus propias conclusiones.
Platos como: “Mtabbal Bathenjan” con inspiración oriental, “Anguila ahumada – Sichuan momen – crema shiromiso” o “Tiradito de mero de rocoto rojo, batata asada y mango”, son fruto de observar la gastronomía más variopinta con los ojos de un niño que no entiende de límites, fronteras o cosas correctas… sólo quiero disfrutar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.